Implante y trasplante: ¿son lo mismo?

Si consideras que la salud de tu cuero cabelludo no alcanza los niveles que debería, es posible que ya te hayas planteado la posibilidad de realizarte un injerto de pelo. Pero muy probablemente, si como la mayoría de personas no tienes conocimientos profundos sobre el sector, puede que te resulte algo complejo saber qué es lo que tu cabello necesita.

Así, deberás contar con un diagnóstico profesional, como el que te puede ofrecer el médico capilar Bruno Jacobovski en su clínica especializada. Puede que tan solo necesites un tipo de tratamiento como la mesoterapia capilar, o puede que la mejor opción sea someterse a un implante capilar o a un trasplante capilar. Y es que aunque lo parezca, no son lo mismo.

Implante capilar Barcelona

Se basa en la colocación de cabello artificial en unidades foliculares ya muertas. De este modo, aunque los efectos y resultados sean perceptibles inmediatamente, los cabellos nunca crecerán. Por ende, si uno de los pelos sintéticos cae o se arranca, la única solución será volver a implantar de nuevo un cabello en ese folículo.  

En el caso de apostar por un implante capilar Barcelona, pues, resulta más probable que uno o varios pelos sean rechazados, ya que el cuero cabelludo del paciente no lo detecta como algo que le pertenece, ya que se trata de cabello artificial. Esto también comporta un mayor riesgo de infección.

Mesoterapia Capilar Dutasteride

Trasplante capilar Barcelona

En esta ocasión, hablamos de la retirada de unidades foliculares procedentes de las zonas del cuero cabelludo en las que la densidad del pelo es mayor, lo que se denomina como zona donante. Después, se depositan en las regiones más despobladas de la cabeza, que conocemos como zona receptora.

En el trasplante capilar Barcelona se suele proceder a la extracción de pelos de la nuca o de los laterales de la cabeza, para a posteriori y mediante anestesia local, injertarlos en la parte superior del cuero cabelludo. Un buen resultado pasa por identificar las unidades foliculares en mejor estado. Como el cabello es del mismo paciente, el riesgo de rechazo disminuye.

Tratamiento mesoterapia capilar

Resultados de por vida garantizados

Ofrecer y sobre todo asegurar una buena calidad en los servicios es algo indispensable para avalar la experiencia y profesionalidad del médico capilar Bruno Jacobovski. Así, teniendo en cuenta el rodaje que lleva en sus espaldas es poco probable que los resultados obtenidos no cumplan con las expectativas del paciente.

Pero como la certeza absoluta es muy complicada de alcanzar, en nuestra clínica capilar ofrecemos la siguiente garantía: si el cabello injertado crece menos de un 90%, nosotros mismos realizaremos la intervención de nuevo sin ningún coste adicional para el paciente. Y es que el 10% restante está en fase inactiva.

¡Solicita tu diagnóstico sin compromiso!

Si crees que tu caso puede ser uno de los que necesita opinión profesional para saber qué tipo de tratamiento o intervención necesitas, visita nuestra clínica capilar. Puedes pedir un asesoramiento totalmente personalizado, sin coste y sin compromiso. Tendremos en cuenta tus necesidades y la situación de tu cabello.

Para ponértelo todavía más sencillo, en el centro de medicina capilar Bruno Jacobovski te damos la posibilidad de fraccionar el coste de la intervención o tratamiento en cómodos plazos. No esperes más para poner remedio a tus problemas capilares y apuesta por el diagnóstico cien por cien profesional de nuestro médico capilar. ¡Reserva tu cita ahora!

Tratamiento mesoterapia capilar

Técnicas FUE y FUSS

Técnica FUE: ¿de qué se trata?

Cuando hablamos de la técnica FUE (Follicular Unit Extraction) nos referimos a un procedimiento que consiste en la obtención de los folículos del cuero cabelludo de manera individual. El pelo se retira de la zona posterior o los laterales de la cabeza, lo que se conoce como zona donante, pues estos cabellos están preparados genéticamente para no parar de crecer a lo largo de toda la vida.

Después de la extracción, cada uno de los folículos se preparan bajo un microscopio uno por uno para, a continuación, poder introducirlos individualmente. Así se consigue una redistribución uniforme en las zonas calvas o alopécicas, es decir, las zonas receptoras. Como los pelos se tratan de uno en uno, hablamos de una técnica de implante no invasiva.

Técnica FUSS: ¿en qué consiste?

En este caso, la técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) hace referencia a la extracción del cabello de la zona donante a partir de una banda de piel con pelo, que suele medir entre 15 y 20 centímetros de longitud y 1 centímetro de ancho. En la técnica FUSS dichas bandas también se obtienen de las zonas donantes de la cabeza (laterales y nuca), pero después se deben suturar y curar. Los puntos son retirados alrededor de los 15 días posteriores a la cirugía. 

El proceso en la técnica FUSS consta de extracción, preparación e implantación. En la primera fase se obtiene la tira de piel con cabello y se debe conservar correctamente para poder continuar con el proceso. En la segunda, se preparan los folículos, uno a uno, mediante un microscopio para mantener su integridad y sus propiedades sin que estas se vean alteradas. Para terminar, en la implantación se colocan las microunidades foliculares con la ayuda de material quirúrgico de extrema precisión.