Zona donante y zona receptora

La pérdida de cabello resulta una de las principales inquietudes a nivel estético, tanto en varones como en mujeres. Y una de las dudas más recurrentes es de dónde se saca el pelo para el trasplante. Para responder a esta pregunta es esencial saber que contamos con dos áreas que tendrán gran protagonismo tanto durante la operación capilar como después de la misma: la zona donante y la zona receptora. 

La zona donante, tal y como su propio nombre indica, es la parte del cuero cabelludo de donde se obtiene el pelo para, posteriormente, injertarlo en la zona receptora, que es la que presenta mayor pérdida de pelo. Las zonas donantes son principalmente la nuca y los laterales ―zona occipital―, ya que el cabello que crece en dichas franjas está preparado para seguir creciendo a lo largo de toda la vida, genéticamente programado para no caer.

Diagnóstico previo personalizado

Con tal de que los implante capilar resultados sigan su curso y den buenos frutos una vez transcurrido el tiempo de postoperatorio, que dura alrededor de doce meses, el equipo profesional de la clínica capilar Barcelona debe estudiar al detalle todas y cada una de las particularidades que presenta el paciente que vaya a someterse a la operación capilar. 

Tan solo de esta manera se podrá administrar el tratamiento o tratamientos adecuados con el fin de frenar la alopecia, tratándose de un remedio ajustado a las necesidades de cada cuero cabelludo. Así, en el centro del Doctor Bruno Jacobovski, podrás solicitar mediante un formulario online una primera visita gratuita y sin compromiso, así como un análisis de la salud de tu cabello.

¿Técnica FUE o técnica FUSS?

Además de comprobar qué solución es la más adecuada para tratar la problemática que manifiesta el cuero cabelludo, sea la que sea, también es interesante realizar el estudio previo para apostar por una técnica de injerto capilar u otra. Los dos métodos más avanzados y comunes en la actualidad para dicha práctica son la técnica FUE y la técnica FUSS. 

La primera de ellas tiene como ventaja que resulta menos molesta e indolora, tanto en la operación capilar como en la recuperación de la misma. Se extraen uno a uno los cabellos que presenten mejor calidad para después implantarlos en las zonas receptoras. Si se emplea la técnica FUSS, en cambio, se obtiene una tira de piel de unos 15-20 cm, de la cual se extraen las unidades foliculares. Ambas técnicas ofrecen unos buenos implante capilar resultados gracias a las ínfimas posibilidades de rechazo, pues todo el proceso se realiza a partir del pelo del mismo paciente.

Cantidad de unidades foliculares

Tal y como se mencionaba más arriba, el análisis riguroso también sirve para descartar aquellos pelos que cuenten con menos cualidades y quedarse con aquellos que presenten mejores características para enfrentarse a un injerto capilar. Así, la cifra de unidades foliculares que se necesitarán dependerá de la densidad de donde se saca el pelo para el trasplante, así como del tamaño del área dañada y a repoblar.

Asimismo, otros aspectos que condicionan la cantidad de unidades foliculares también son el grado de caída del pelo, el grosor, el color (natural, teñido) y la textura de este. Por lo que, es complicado realizar una aproximación estimada del número de pelos que se necesitarán. Sin embargo, a partir de la escala Hamilton-Norwood para varones y la escala Ludwig para mujeres, es posible hacer un cálculo más preciso.

Implante capilar resultados: ¿cuándo son visibles?

El cabello debe empezar un nuevo ciclo de crecimiento, por lo que tras pasar por el quirófano de la clínica capilar Barcelona y habiendo pasado alrededor de un mes de la intervención, los cabellos injertados empiezan a caerse de manera natural. No debe ser motivo de preocupación, pues este vuelve a crecer a los tres meses. A partir de ahí el proceso sigue su curso con normalidad.

Cierto es que hasta aproximadamente el sexto mes no será algo más visible y evidente el cambio de imagen. Aunque, los implante capilar resultados habrán tomado plena forma y serán definitivos una vez pase el primer año desde la operación capilar. Cabe mencionar que se trata de una lectura general, ya que insistimos en las peculiaridades de cada persona ante un proceso médico como el injerto capilar.

Clínica capilar Barcelona Bruno Jacobovski

Después de despejar dudas en cuanto a de dónde se saca el pelo para el trasplante, una de las preguntas más comunes entre los candidatos, el paso final es dirigirte a un espacio que te transmita confianza, cercanía y seguridad durante todo el proceso. Y para ello deberás apostar por un lugar homologado que garantice los mejores resultados.

Como clínica capilar Barcelona, ubicada en pleno corazón de la ciudad, te proponemos que visites nuestra página web y solicites tu propio estudio de cabello, si así lo deseas. Se trata de un trámite gratuito y sin compromiso que puede darte pistas sobre el estado de salud de tu cuero cabelludo, así como cuál sería tu tratamiento o tratamientos ideales para mejorarla. No dudes en contactar con nosotros y confía en la experiencia del Doctor Bruno Jacobovski, ¡te esperamos!